martes, 20 de agosto de 2013

EL SOLDADO BEBEDOR MARC CHAGALL


EL SOLDADO BEBEDOR 1901-1902
El soldado bebedor
óleo sobre lienzo 109 x 94,5 cm
Salomon R Guggenheim, Nueva York









Durante su estancia en París , entre 1990 y 1994, Marc Chagall entró rápidamente en contacto con los últimos estilos artísticos artísticos vanguardistas de su tiempo y empezó a integrarlos en su obra . Chagall amaba a Paris. Pero aquel judío ruso de orígenes humildes , la ciudad del Sena representaba una libertad absolutamente  desconocida en su patria zarista. La torre Eiffel, que Chagal inmortalizaría en muchas de sus obras , simbolizaba el sentimiento de libertad, pero también lo moderno por  autonomasia. Asimismo, la luz de Paris , que definió como la lumiere-liberté, la luz de la libertad, era única para él y le impulsó a crear obras de radiantes colores, siempre nuevas. No obstante, también le resultaban infinitamente libres los colores y las formas que contemplaba en las galerias, en los museos y en las obras de fauvistas y cubistas.




En el invierno de 1911-1912 Ghagall acondicionó un estudio más amplio en el distrito XV, rodeado por una colonia de artistas. Allí conoció a los vanguardistas Albert Gleizes, Bernard Léger, Amedeo Modigliani y Robert Delaunay ; con los que pronto entabló relación de amistad. Fue, sobre todo, Robert Delaunay quien ejerció sobre  él una profunda influencia . Concretamente, con sus elementos celestes escalonados y sus vivos colores, el cuadro de Chagall París a través de una ventana, obra de aquella época, evoca las creaciones cubistas de su amigo.

París a través de una ventana
óleo sobre lienzo 135,8 x 141, 4 cm
Salomon R Guggenheim, Nueva York










Se trata de una obra que juega con motivos plásticos fantásticos , aunque incorpora acontecimientos actuales . Así, el paracaidista que aparece en el cielo alude al primer salto con paracaidas que se efectuó más o menos por aquellas fechas . En el margen inferior derecho del cuadro aparece un personaje con dos rostros . Esta figura de Jano ,que representa al mismo pintor , mira simultáneamente en dos direcciones opuestas ; por un lado , hacía el oeste, donde estaban sus raíces rusas y a donde  volvería posteriormente.



En el invierno de 1911-1912 , Chagall pintó también un personaje ambivalente , en El soldado bebedor , un hombre vestido con uniforme militar verde aparece sentado delante de una barca. Con el pulgar de su mano derecha, que incorpora el color gris en la pared , señala a través de la ventana un paisaje con una cabaña de madera multicolor ante un amenazante cielo rabiosamente rojo. Con el índice de su mano izquierda señala un vaso que aparece en la mesa junto a un samovar. El vaso apenas se distingue del fondo y da la impresión de hundirse en una corriente de chispeantes  tonos azules. En primer plano baila sobre la mesa una pareja en miniatura . Se trata probablemente de una secuencia onírica visualizada en el espacio real desde la mente del soldado. Podría aludir a un hecho pasado o bien anticipar un suceso  futuro , por ejemplo el reencuentro con la mujer amada . Por tanto, al igual que al igual que el hombre con dos caras del cuadro de París, la figura del soldado forma parte simultáneamente de dos mundos. Una vez más es una ventana lo que permite  dirigir la mirada desde un espejo interior a otro exterior. Funciona como una especie  de esclusa , como tránsito del interior al exterior, del pasado , el presente y el futurode lo imaginado y de lo real.




Este cuadro reúne todo cuanto posteriormente será característico de Chagall colores intensos y luminosos combinados con un lenguaje plástico mágico y simbólico.






Mercedes Tamara Lempicka
20 -agosto-2013


1 comentario:

  1. Una pintura fantástica y , a la vez real que simboliza ideas opuestas o complementarias Unos colores intensos de estilo fauvista , hace de
    estos cuadros algo sumamente original

    ResponderEliminar