lunes, 2 de julio de 2012

PRAGER STRASSE DE OTTO DIX


PRAGER STRASSE 1920

PRAGER STRASSE
óleo sobre tela con collages 101x81 cm
Stugart , Galeria Municipal





El Dix que volvió a Dresde en 1919, esta vez como alumno de maestría de la Academía , exploró las posibilidades de su protesta artística contra una sociedad cuya brutalidad y mendacidad se evidenciaron nitidamente en las trincheras de la  Primera Guerra Mundial  Al anterior vocabulario expresionista se incorporaron el principio del montaje del dadaísmo y su método de provocación sarcástica y escandalosa antes de que el verismo , con su obsesión por los detalles absolutamente prescisos , desplazase totalmente las antiguas y patéticas revoluciones formales de origen expresionista.

Pero también en la posguerra el artista descubrió la vida en sus extremos . Le interesaban los outsiders, entre ellos los intelectuales y sus colegas pintores, pero también tuvieron cabida en sus cuadros y  grabados los obreros, las prostitutas y los inválidos. Dix se exploraba en el pasado del cuerpo y creó iconos de deformidad sexual. En su obra de posguerra se mantuvo, de una u otra forma, la función, tan  importante en el expresionismo de la reivindicación  de la exageración, de la deformación y de lo grotesco. También persistieron sus principales temas anteriores -la guerra y la gran ciudad-fundiendo lo dispar en
el " caos creado ".

La Prager Strasse ( calle de Praga ) que da título a este óleo combinado con collages , era la calle de lujo y de la representación de Dresde. En la escenografía  marcadamente dadaísta de Dix se ha convertido en el bulevar de las desilusiones . La tela, que incluye la anotación  " Dedicado a mis contemporáneos " sitúa en el centro dos inválidos de guerra , que son grotescamente extraños , que por aquellas fechas sólo sobrevivían mendigando.

Las ruedecillas del coche en que se desplaza el hombre de la pierna amputada son de papel de plata . También están pegados el papel, las fotografías , el pelo y los  billetes de la parte superior de un macabro escaparate que al mismo tiempo exhibe articulaciones , torsos y extremidades humanas . Entre las llamativas prótesis de la ventana de la derecha coloca Dix una fotografía de su cabeza. El recorte del periódico del ángulo inferior izquierda del cuadro- en la prolongación  compositiva del hocico entreabierto de un teckel-es también un trozo auténtico de realidad que  evoca el antisemitismo creciente de los años de la posguerra: " Juden raus " ( Judíos fuera ) brama furiosamente el título.

A diferencia de los dadaístas de Zürich , que en 1916 se encontraron en el exilio suizo, los de Berlín mantenían una actitud política clara,inequívocamente orientada hacía la izquierda,para cuya expresión recurrieron a la realidad montada. El artista combina este recurso con perspectivas irrealmente superpuestas , con una estructura formal muy disgregada , con un colorido " chillón " y una estética brutalizadad de lo feo, es decir, con principios constitutivos típicos del expresionismo.

En Prager Strasse Dix utilizó todas estas combinaciones para mostrar las crudezas sociales características de la joven República de Weimar y centró su atención en las incipientes perversionespolíticas , que no tardarían en covertirse en una realidad horrorosa.

En 1937 frente a unos cuadros de Dix , Hitler dijo " Es una pena no poder meter en la cárcel a esa gente ". Para entonces Dix, que tanto horrorizaba al " Fuhrer " hacía ya mucho  tiempo que había vuelto la espalda al expresionismo, desde los años veinte se  había decidido definitivamente por la  Neue Sachlickeit ( Nueva objetividad )  y, sobre todo, por el verismo.


Mercedes Tamara 


2 julio 2012


Bibliografia : Expresionismo, Edic Taschen



No hay comentarios:

Publicar un comentario