domingo, 18 de noviembre de 2012

POMPEII HANS HOFMANN

POMPEII 1959
Pompeii
óleo sobre lienzo 214 x 132,7 cm
Londres, Tate Modern




Tras más de cuarenta´años de dedicación a la enseñanza en sus famosas escuelas de Nueva York y Provincentown ( Massachusetts ) entre otras, Hans Hofmann cerró su  instituto y se entregó fundamentalmente a su propia pintura. El hecho de que en los ambientes del expresionismo abstracto fuera más conocido como influyente profesor que como artista contribuyó a que no se presentase con más frecuencia en exposiciones individuales hasta la etapa final de su carrera, cuando ya tenía sesenta años.

Irving Sandler señaló que esta recepción también se debía al clima cultural de Nueva  York en los años cuarenta y cincuenta. Por una parte, para los comisarios y los colegas más jóvenes, la pintura de Hofmann estaba excesivamente vinculada a la herencia francesa del cubismo y del fauvismo; por otra, sus manifestaciones artísticas y escritas de tono optimista no acababan de encajar en su entorno de pintores como Aldoph Gottieb, Barnett Newman y Mark Rothko, quienes insistían en que los temas de su arte eran " trágicos e intemporales " William Seltz, responsable de una amplia retrospectiva de Hoffmann en el Museum of Modern Art, organizada en 1963 señalaba : " En su larga carrera de pintor, profesor y teórico es difícil encontrar una pincelada o una palabra de melancolía, amargura , ironía y desencanto" Hoffmann sería " el hedonista del expresionismo abstracto ", calificativo con el que Irving Sandler aludía a otro " hedonista europeo ": Henri Matisse , con quien Hoffmann había estudiado en París.

En su ensayo Search for the Real un the Visual Arts ( La búsqueda de lo real en las artes visuales 1948 ) Hoffmann redujo todos los principios pictóricos al concepto todavía hoy vinculado a su nombre :" En sentido pictórico la profundidad no se consigue disponiendo sucesivamente los objetos en dirección a un punto de fuga, como sucedía en la perspectiva del Renacimiento , sino por el contrario ( en oposición total a esta doctrina ) creando fuerzas en el sentido del push and pull ( empujar y tirar ). Como en pintura es imposible conseguir una " profundidad real "agujereando la tela , Hoffmann rechazaba la ilusión de la perspectiva y en su lugar insistía en acentuar su carácter plano y bidimensional.

 Los efectos espaciales únicamente deberían obtenerse a través de contrastes de color, como los utilizados en Pompeii ( Pompeya ) rectángulos horizontales en disonantes tonos rojos, naranjas y magenta contrastan con acentos en verde, azul y turquesa y dan lugar a una dinámica visual sin alterar la impresión de una superficie similar a un muro. El título del cuadro  y el predominio de las tonalidades  cálidas evocan la vieja ciudad mediterránea destruida el año 70 d. C por la erupción del Vesubio.

Una de las fuentes más importantes de la concepción artística de Hoffmann es un texto del escultor alemán Adolf von Hildebrand Das problem der Form in der bilbenden Kunst ( El problema de la forma en las artes plásticas ) de 1893 que dio a conocer al público  estadounidense. La actividad pedagógica de Hoffmann no sólo se dejó sentir en el trabajo de una generación de pintores estadounidenses más jóvenes; también marcó definitivamente la crítica estética formalista, que tuvo su expresión más significativa en los textos de Clement Greenberg, quien señaló en repetidas ocasiones las sugerencias que le facilitaron las disertaciones de Hoffmann.

Mercedes Tamara
18-11-2012


Bibliografia ; Arte Moderno , Todo Arte Edmat Libros 


No hay comentarios:

Publicar un comentario