lunes, 1 de abril de 2013

RELIEVE DE ESPONJA AZUL YVES KLEIN


RELIEVE DE ESPONJA AZUL 1958
Relieve de esponja azul
esponja, guijarros, pigmento puro y resina sintética sobre madera comprimida
Museum Ludwing, Colonia






Yves Klein , cuya carrera truncada por su temprana muerte, solo duró ocho años, que " transmutó " las obras de arte tradicionales con un ritmo vertiginoso, pasó  totalmente desapercibido como vanguadista en épocas pasadas. Actualmente ,  su nombre evoca de inmediato cuadros azules monocromáticos y un fascinante  color intenso , el IKB- International Klein Blue-, que con una determinada resina sintética como aglutinante , garantiza limpiamente el brillo del pigmento puro ( fórmula que, frente a una persistente leyenda, Klein nunca patentó ). Evoca  asimismo jóvenes cuerpos femeninos desnudos que, cubiertos con una gruesa capa azul, dejaban en el lienzo como " pinceles vivos " huellas de su mismos,  signos abstractos y desmaterializados de sus corporeidad, dibujos de color místicos a medio camino entre el retrato y el gesto, por lo que Klein fue una  provocación directa para la crítica conservadora y para las feministas, quienes no veían en tales acciones la " espiritualización de la carne "sino la actitud  contraria, oculta eso si bajo el manto del arte.



Lo fundamental de la secuencia de los llamados monocromos iniciada en el  período azul de Klein no era la monocromía en cuanto tal-no fue Klein el  descubridor de este principio de reducción en el ámbito de coloración -sino la ambiciosa función que desempeñaba el color. El soporte de la imagen  impregnada por el abrumador azul produce el efecto de una espacialidad  indefinida. El tono subido del color se convierte en una profundidad insondable, resonancia espiritual de las añoranzas y ensoñaciones melancólicas que la pintura y la poesía romántica asociaron con el color azul. La mirada se pierde en la sustancia de IKB , en sus fascinantes abismos. Comparado con el tachismo predominante en los escenarios artísticos parisinos a finales de la década de 1950, con el expresionismo abstracto o con el informalismo, es decir, con los gestos eruptivos trasladados al lienzo, el vacío meditativo de los monocromos de Klein representa el más agudo contraste.


Esta caracterización de sus monocromos es imprescindible para comprender la transformación alquímica iniciada por Klein cuando a finales de la década  de 1950 insertó esponjas naturales en los fondos azules. Si los monocrmos  puros pretendían la desaparición de lo visible y el retorno de la pintura all-over de la nada primigenia, la sustancia de la esponja empapada de color evoca una nueva corporeidad. Al mismo tiempo, las estructuras creadas por las esponjas activan la imaginación del espectador, quien piensa en formas vivas primitivas de los fondos marinos reunidas en una configuración ornamental. Al margen de una semántica de tales características , tampoco puede olvidarse que un relieve de esponjas , como el del ejemplo aquí propuesto, produce un efecto óptico y cinético perceptible. Según la posición del espectador , la impresión cromática varía con los matices más delicados y, sobre todo, cambia el dibujo de sombras que contribuye de una manera fundamental al efecto total.



Mercedes Tamara 
1-abril-2013


Bibliografia ; Arte Moderno , Todo Arte Edmat Libros 







1 comentario:

  1. Una obra monocroma por la que Klein se convirtió en un icono La espacialidad del lienzo parece infinita porque recuerda al mar con esponjas y por el color azul que tiene el carácter de "infinito " en pintura Me gusta mucho algunas pinturas monocromas
    cuando las contemplas prescindiendo
    de los elementos con los que contemplan
    otro tipo de pinturas

    ResponderEliminar