lunes, 3 de junio de 2013

LA CAMA, LA SILLA, BAILANDO, MIRANDO ERICK FISCHL


LA CAMA, LA SILLA, BAILANDO, MIRANDO 2000



LA CAMA, LA SILLA, BAILANDO MIRANDO de
Eric Fischl 
óleo sobre lienzo 175 x 198 cm
Propiedad privada

Desde 1976 y tras una primera fase abstracta, Eric  Fischl cultiva la pintura figurativa . Pasó su infancia en los suburbios de Long Island y de su experiencia surge el contraste entre la superficie tersa y los dramas desarrollados bajo la misma, del que se alimenta  al espectro de los cuadros de Fischl, que provocó el primer escándalo con la representación de un joven onanista y de un carterista en la habitación de una mujer desnuda.

Se ha dicho muchas veces que Fischl observa las clases medias norteamericanas con los ojos de un mirón . Su cuadro del año 2000 La cama, la silla, cantando, bailando ( The Best, the Chair, Dancing Watching ) de la serie en 15 partes La cama, la silla.de 1900-2001 ,viene a ser algo así como una apología de este reproche .

En el centro aparece el mirón observando, un hombre sentado en una silla de cóctel de bambú roja . El objeto de sus deseos sólo se aprecía como una sombra en la pared del dormitorio; es una mujer de  movimientos lascivos que baila con las manos sobre lacabeza allí donde se encuentra el espectador del cuadro.

Así podemos concentrarnos en la mirada del hombre , que oscila entre la concentracióny la resignación, e interpreta el cuadro como una apología de la perspectiva masculina .Como la mirada del hombre se dirige a un punto exterior , que, es el espectador mismo, y al mismo tiempo hacía algo que éste sólo puede reconocer esquemáticamente en el fondo del cuadro , nuestra fantasía se dedica a imaginar el objeto del deseo del hombre que solo él ve.Nuestra mirada vaga por la habitación , donde la cama, situada al  fondo 



Esta manera de jugar con diversos planos de representación tiene precedentes en la historia de la pintura: el más conocido es  Las Meninas de Velázquez donde el obser vador se sitúa en el lugar del verdadero tema del cuadro activando el complejo juego
de miradas.
LAS MENINAS VELAZQUEZ  1658




La forma que tiene Fischl de tratar los modelos y los pocos objetos existentes produce el efecto de un registro conciso de las situaciones reales. Sin embargo, su método consiste en trabajar con un repertorio establecido de elementos plásticos que se recomponen una y otra vez para de esta manera crear escenarios de expresividad intensa , que mantiene al observador entre la desazón y la fascinación.

Sus propias fotografías anteriores no constituyen únicamente refuerzos de la memoria, también se combinan asociativamente . El lenguaje corporal de los protagonistas crea una sensación de reconocimiento que nos fascina por despertar la memoria como lo  haría un perfume conocido.

La obsesión de Fischl por las figuras humanas y por la sexualidad es expresión de una  subjetividad declarada, siempre enfrentada a su mundo vital y a su entorno . Surge así una obra rigurosa cuyas fuentes señala el propio pìntor en los siguientes términos : " Mis ideas sobre la pintura se han mantenido tanto más constantes cuanto que siempre  se ha creido que la pintura debe seguir a la vida y señalar a dónde se dirige ésta . 

Los cuadros de Fischl se proponen narrar y, aún cuando su elección del tema únicamente refleje una parte de  la realidad vital, nos son familiares y demostrables

Mercedes Tamara 
3 -06-2014


Bibliografia ; Arte Moderno , Todo Arte Edmat Libros 

No hay comentarios:

Publicar un comentario