miércoles, 18 de septiembre de 2013

EL NACIMIENTO MARC CHAGALL


EL NACIMIENTO 1912
El nacimiento
óleo sobre lienzo 112,5 x 193,5 cm
Chicago, The Art of Chicago






Marc Chagall opina lo siguiente sobre los experimentos científicos llevados al mundo del arte . Para él, el impresionismo y cubismo eran unos estilos extraños El arte para el artista tenía que mostrar un " estado del alma " esto lo escribió  en una carta dirigida a Apollinaire. El rechazo de Chagall a la belleza neutral de lo visible , a una" época que canta himnos a la técnica y endiosa al progreso" se manifiesta también en su obra de 1912 Adán y Eva, que en su disección de  la figura rinde pleitesía aún a la dinámica propia de las formas pictóricas, son representativos solo de un corto período en la vida de Chagall.




Muy pronto se impone nuevamente la visión ingenua e infantil de la magia del mundo , la búsqueda aventurera del mensaje secreto de las cosas. Los recuerdos infantiles que Chagall refleja en su obra tienen una marco de referencia en las tradiciones judías, en el pensamiento antiracional ruso y en la estricta prohibición iconográfica del judaísmo .En este sentido, los escenarios de Chagall nunca se hallan al margen de un mundo de pensamientos místicos, que transforma los motivos primero en símbolos y luego en representantes de una realidad invisible.




La segunda versión de El nacimiento , fechada en 1912, muestra un acceso mucho más libre a los misterios de la naturaleza. El rígido patetismo de la primera versión , en la que Chagall , buscando un perfil artístico descuidó el  mensaje del cuadro, deja paso en esta segunda versión, a la alegría de la  anécdota . La joven madre yace aún sobre las sábanas ensangrentadas , pero a su alrededor reina una colorida actividad . Dos mujeres conversan agitadamente, otras dormitan sobre el horno y en la esquina derecha del cuadro se espera ya poder festejar adecuadamente el feliz acontecimiento. La dinámica de las formas pictóricas , que Chagall introdujo en sus obras a partir de sus contactos con el cubismo, da vida al relato pintado. Sólo ahora alcanzan sus recuerdos de la infancia esa levedad y ese encanto vital que, independientemente de todo simbolismo, los hacen aparecer como el testimonio de una existencia feliz



Mercedes Tamara 
18-09-2013








Bibliografia : Chagall, Edic Taschen

No hay comentarios:

Publicar un comentario