miércoles, 20 de noviembre de 2013

El PUERTO DE TRIESTE EGON SCHIELE

El PUERTO DE TRIESTE 1907



                                        El puerto de Trieste
                                 óleo y lápiz sobre cartón 25 x 18 cm
                             Neue Galerie am Landesmuseum Joannem, Graz






Como hijo de un empleado ferroviario, Schiele podía viajar gratis en tren, y de adolescente solía aprovechar este beneficio para realizar breves viajes fuera de Viena . Así, es como conoció Trieste , una ciudad sobre el mar Adriático que en aquellos días se encontraba dentro de las fronteras del Imperio Austro- húngaro. Allí viajó en 1907 junto con su hermana Gertrude , cuatro años más joven que él . A lo largo de su vida, Schiele que tendría como costumbre realizar frecuentes escapadas de la gran ciudad , visitaría con cierta regularidad esta ciudad portuaria.




En aquella vista de 1907 , Schiele entonces estudiante de pintura en la Academia de Bellas Artes de Viena , realizó una serie de vistas del puerto de la ciudad, de las que este pequeño boceto al óleo El puerto de Trieste constituye la versión más lograda.



En la estructura de la superficie pictórica , en el manejo de la luz y el color y en el modo en que resolvió con éxito la descripción del denso cordaje de los barcos, se manifiesta la hábil destreza del joven pintor y lo bien que había asimilado las lecciones de la Academia . En la resolución de los reflejos de los barcos en el agua que ocupan más de la mitad de la composición . Schiele mostró un novedoso tratamiento bastante alejado de los cánones académicos y más cercano al estilo secesionista vienés.



El juego de los reflejos en el agua presenta un ritmo sinuoso que sugiere un buen conocimiento de la linealidad característica del Sezessionismo . Schiele trabajó dichos reflejos con una marcada estilización y cierto carácter decorativo. La extrema sinuosidad de los trazos de los ángulos quebrados y filosos en algunos tramos -no contribuye a una representación naturalista de las formas reflejadas en el agua . Más bien, estas formas asumen una identidad por si mismas , independientemente de lo que representan.



Destaca también el ímpetu con que el pintor definió los reflejos , trabajdos como surcos profundos en la superficie pictórica mediante una singular técnica , no del gusto de los académicos: rasgó la punta del pincel sobre el óleo aún tierno . Este método y la aplicación de un denso empaste otorgan una rica textura a esta obra .



La original manera con que Schiele trabajó ciertas áreas de la composición, hace aparecer este trabajo como una experimentación muy personal realizada fuera de las clases de la Academie y motivada por sus curiosidades extracurriculares. En este sentido , es lícito pensar que en su tiempo libre ejercitaba con entusismo la libertad artística de la que no disfrutaba en esta institución

Mercedes Tamara
20-11-2013


Bibliografía : Egon Schiele Galeria de Pintores, Edic Monsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario