miércoles, 27 de noviembre de 2013

MUJER ARRODILLADA CON LA CABEZA GACHA EGON SCHIELE


MUJER ARRODILLADA CON LA CABEZA GACHA 1915
Mujer arrodillada con la cabeza gacha
lápiz, acuarela y guache sobre papel 28,5 x 46 cm
Leopold Museum, Viena






A lo largo de toda su carrera ,Schiele mostró una constante predilección por los escorzos violentos , las perspectivas inusuales y las posturas forzadas y antinaturales. Las figuras que pintó casi nunca se encuentran relajadas o en reposo, siempre presentan torsiones y posiciones incómodas. Al utilizar puntos de vista excéntricos o impensados, el pintor dio origen a un rico y muy personal vocabulario de poses y movimientos.





En esta obra, Schiele llevó al extremo su fórmulas compositivas . Esta figura femenina a medio vestir realiza un extravagante movimiento corporal . Se contorsiona en una pose de tipo acrobática o gimnástica . Con las rodillas apoyadas sobre una superficie , inclina bruscamente el tronco hacía delante y despega los pies del suelo. Casi es un ejercicio de equilibrio , las rodillas parecen soportar el peso de todo su cuerpo. Esta posición genera una fuerte impresión de inestabilidad.




Las relaciones entre las distintas partes del cuerpo resultan ambiguas . Con la repentina torsión de la espalda hacía abajo, parece que falten la cabeza y el cuello , quedando visible solo el cabello castaño .A su vez, la mano izquierda asoma por detrás del pie izquierdo , alcanzando a observarse los alargados dedos.




El muslo izquierdo enormemente ancho, ilumina el primer plano . El ángulo visual adoptado , también permite ver parte del muslo derecho y ambas nalgas, que están ligeramente cubiertas por la camisa rosada. A diferencia de dibujos anteriores, aquí la pose femenina no es provocativa ni obscena . En todo caso, resulta insólita y chocante.




Este dibujo es bien representativo de una mayor preocupación de Schiele por la representación del movimiento de las figuras en el espacio , en detrimento de la carga erótica sexual. Del mismo modo, en esta época el pintor se mostró más interesado ,no ya en destacar los atributos sexuales, sino la vigorosa corporeidad de las figuras




Mercedes Tamara

27 -11-2013


Bibliografía : Egon Schiele Galeria de Pintores, Edic Monsa

1 comentario:

  1. Pues yo veo claramente a una mujer masturbarse.

    ResponderEliminar