martes, 3 de diciembre de 2013

DÁNAE EGON SCHIELE

DÁNAE 1909
Dánae
óleo y pintura metálica sobre tela 80x 125 ,4 cm
Colección particular






Schiele conoció personalmente a Gustav Klimt en el verano de 1907, y ya en ese año el joven pintor incorporó algunos motivos derivados de la pintura de aquél, como puede observarse en Espíritus acuáticos I. Sin embargo, en un estricto sentido artístico , nuestro pintor pudo conocer a fondo a Klimt en 1908 , año en el que pudo observar atentamente las obras de su admirado artista expuestas al público en Viena en la renombrada exposición de la Kuntschau.




Dicha exposición reunió lo mejor del último arte de Klimt . Sus más célebres pinturas del denominado período dorado - como El beso , los retratos Fritza Reder y Adele Bloch-Bauer I y Dánae - fueron el punto de atención del evento y debieron haber resultado sumamente reveladoras para Schiele, entonces estudiante en la Academia de Bellas Artes de Viena.




El impacto de las obras allí expuestas fue particularmente fuerte e inmediato . Las pinturas que Schiele realizó en 1909 muestran claramente cómo su arte en plena transición cayó bajo la influencia de Klimt.  La elegancia decorativa de sus composiciones , la incorporación de pintura metálica con efectos decorativos y el uso de un esquema triangular en la pose de sus retratos - los que dedicó a Hans Masmann  y Anton Peschka- son algunos de los recursos más evidentes que Schiele adoptó de su mentor.




Dánae constituye un evidente homenaje de Schiele a su admirado amigo . Tanto el tema- la única vez que Schiele abordó en su producción un tema mitológico - como la solución compositiva elíptica que adopta la figura- directamente de la Dánae que Klimt pintó en 1907. Como su precedente, también la protagonista de Schiele se sumerge en formas decorativas y estilizadas de lineas ondulantes y motivos circulares muy del gusto del Modernismo vienés. Pero , a pesar de estas similitudes , al espectador no se le escapa que la Dánae de Schiele difiere notablemente de la versión que le sirvió como modelo. la que se advierte en la pose que adopta la figura y en el tratamiento de su cuerpo.




Según la mitología griega ,la bella Dánae fue encerrada por su padre en una torre, a fin de preservar la integridad de su hija y evitar que engendrara ( el oráculo de Delfos había presagiado que el hijo de Dánae mataría a su abuelo ) Sin embargo, nada pudo impedir que el astuto Zeus tomara forma de fina lluvia dorada, lograra entrar en la estancia y fecundar a Dánae.



Dánae ( Gustav Klimt ) 1907-08

óleo sobre lienzo 77x 83 cm
Colección particular







Mientras que en Klimt , Dánae recibe somnolienta pero expectante a la vez , la cascada de lluvia dorada entre sus piernas, en la pintura de Schiele, ella está acurrucada en forma de huevo, ignorando la presencia de Zeus metamorfoseado que cae como una cortina de oro y flores sobre la espalda de ella . En este sentido, la Dánae de Schiele carece de la carga erótica que desprende el original de Klimt: mientras en un caso ella parece disponerse complacientemente a la cópula , en el otro ella asume una actitud más pasiva.




En cuanto a la representación del cuerpo femenino, mientras Klimt resaltó, mediante un sorprendente tratamiento realista, las formas sensuales y robustas de su protagonista, Schiele trabajó su figura con la misma simplificación y estlización que los motivos decorativos que la rodean. El cuerpo está tratado como un área plana y homogénea de color, en la que apenas se advierten las lineas internas que definen su silueta . La peculiaridad de la obra de Schiele reside en la tensión que surge del contraste entre la abstracta forma de Dánae, pintada con un estridente amarillo, y el entorno esencialmente decorativo de tonos sombríos. Con todo, la versión de Schiele resulta menos carnal , mucho menos erótica que la de Klimt.




Esta obra es particularmente interesante por cuanto es un buen testimonio del diálogo artístico que se estableció entre ambos pintores, unidos también por una estrecha amistad. Si la Dánae de nuestro pintor tuvo su punto de partida en la versión fde su querido amigo, años más tarde, esta misma obra iba a servir a Klimt como modelo para su Leda . El pliegue introvertido de la pose que adopta la Danae de Schiele inspiraría al viejo maestro , hacía el final de su vida, para su representación de Leda. Si los inicios pictóricos de Schiele estuvieron fuertemente influídos por la obra del experimentado pintor , luego sería Klimt, quien, abierto como estaba a todo, recibiría el impacto del talentoso joven, quien para entonces sería reconocido como un digno representante del expresionismo pictórico de Viena.




El mito de Dánae fue uno de los relatos de contenido sexual que más atrajeron a los artistas vieneses de la época. A Schiele , esta leyenda le ofreció una de las primeras ocasiones para abordar el tema de la sexualidad femenina , que ocuparía un lugar central en su pintura. Pero Dánae, en su pasiva y contraída postura , se la encuentra todavía muy lejos del tratamiento tan explicíto y descarado de la sexualidad que, muy poco después, el pintor mostraría en sus desnudos femeninos.

MercedesTamara
3-12-2013


Bibliografía : Egon Schiele Galeria de Pintores, Edic MonsaMercedes 


No hay comentarios:

Publicar un comentario