miércoles, 4 de diciembre de 2013

MARSELLA ,VIEUX PORT CELSO LAGAR

MARSELLA ,VIEUX PORT  1921
Marsella, vieux port

óleo sobre lienzo 60x 73 cm
Colección privada




Los primeros años veinte suponen la bisagra de un período que abre necesariamente otro en la carrera artística de Celso Lagar . Su llegada a París tras la última exposición en la Asociación de Artistas Vascos de Bilbao ( 1919 ) supone un nuevo esfuerzo para superar una crisis personal ante la desesperación por el rechazo de su obra . Aparece así una nueva mirada a las cosas desde planteamientos clasicistas , la llamada " vuelta al orden " que se expandía por toda Europa .


Sin duda en esta vista del puerto de Marsella , se muestra la herencia de los lenguajes artísticos , que se fueron almacenando en la retina de Lagar durante su primera estancia parisina de 1911 a 1914. El clasicismo cezanniano, el impresionismo, el posimpresionismo o el fauvismo fueron préstamos lingüïsticos que utilizó sistemáticamente . Los temas elegidos remiten también a ese nuevo clasicismo, a la búsqueda de los orígenes de una pintura moderna en la mejor tradición vanguardista . Escenas de nostalgia edénica ,matizadas por el ritmo lineal decorativista de Matisse, concebidas con armonía con el paisaje circundante , en la linea sinuosa del mejor Derain y en el color agresivo de un Vlaminck. Pero, es en el paisaje como en sus famosas panorámicas de Le Pont Neuf, Vista del Sena , El puerto de Honfleur o Marsella vieux port, donde Lagar muestra una más decidida predilección por formas y colores enfrentados, además de la utilización de elementos geométricos simples.


Asimismo estas características habían atraido a la critica y público españoles durante su breve estancia en la Península . Aquí y en cuatro años dio forma a un nuevo ismo, el planismo, cargado de connotaciones fauves, cubistas y futuristas. De aquellas experiencias los registros que permanecieron , tras la partida definitiva a Francia en 1919, fueron el poscubismo y el fauvismo. Cesar Lagar sustituyó los complejos esquemas espaciales del cubismo por un aplanamiento de planos y las gamas de colores brillantes y chillones por otras más sobrías en ocasiones desvaidas, tenues y esfumadas.





Incluso en la misma trayectoria del pintor la nueva fórmula - más temperada-se hace aún más notoria si comparamos esta obra con una anterior Ángulo del puerto ,en paradero desconocido . Por el contrario ,en Marsella vieux port se observa por un lado, un primer plano que ocupa prácticamente toda la composición y que se estructura en amplias zonas coloreadas y, por otro, una franja que forma el horizonte del puerto cuyos desechos colores homenajearán al maestro Cézanne y al mismo tiempo, un sentido más lírico que naturalista




Mercedes Tamara
4 -12-2013

Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo


No hay comentarios:

Publicar un comentario