domingo, 29 de diciembre de 2013

RECIÉN NACIDO EGON SCHIELE

RECIÉN NACIDO 1910
Recién nacido
lápiz, carbón y acuarela sobre papel 46x 32 cm
Colección privada

Las visitas que Schiele realizó a una clínica ginecológica en 1910 inspiraron una singular serie de dibujos dedicadas a los recién nacidos, una temática rara vez abordada en la historia del arte.

Desmontar tabúes y desafiar conceptos establecidos respecto a la representación del cuerpo humano fue una contante en toda la pintura de Schiele. En sus trabajos sobre los recién nacidos desafió la imagen tradicional de un niño bebé, atreviéndose a mostrar con total franqueza , el aspecto poco agraciado que presentan todos los bebés al nacer. La mirada de Schiele nunca es complaciente ni siquiera ante una criatura se permite concesiones embellecedoras.




Recién nacido con las manos delante de la cara 1910
lápiz carbón y acuarela sobre papel 31,9 x 44, 9 cm
Leopold Museum, Viena


Esta obra constituye un ejemplo elocuente de esta serie. Este bebé boca arriba presenta una cabeza alargada y estrecha de forma cónica , típica de los neonatos. La cabeza es grande con relación al resto del cuerpo . La hinchazón de los pechos y el gesto contraído de los brazos son también típicos de los recién nacidos. El rostro envejecido, los ojos cerrados y los párpados todavía hinchados sugieren que esta criatura acaba de venir al mundo.

Schiele exageró el color morado del cuerpo al emplear un tono azul violáceo en torso, brazos y piernas . La piel se percebe arrugada y sucia, cubierta todavía con la capa amarillenta de grasa que lo protegía dentro de la bolsa amniótica. Su enorme ombligo amarillo parece una perforación en su pequeño y raquítico cuerpo.

Como es habitual en nuestro pintor se presenta solitaria ante un entorno despiadado; está aislada , desprotegida, echada al vacío. El trazo nervioso y anguloso  que define el contorno del cuerpo contribuye a la expresividad general de la imagen.

La fealdad y fisonomía grotesca de este bebé despiertan una sensación de repulsión en quien lo contempla. Es la viva imagen del desamparo e indefensión del recién nacido.

Mercedes Tamara
29 12-2013


Bibliografía : Egon Schiele Galeria de Pintores, Edic Monsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario