jueves, 30 de enero de 2014

EL BOTONES CHAIM SOUTINE


EL BOTONES 1925
El botones
óleo sobre lienzo 98x 80,5 cm
París, Centre Georges Pompidou




En 1925 , Chaim Soutine que desde hacía poco tiempo gozaba de éxito entre los  grandes coleccionistas, alquila un taller espacioso cerca del parque de Montsouris en París incansablemente y, en paralelo a sus series de cuerpos abiertos en canal de bueyes y aves , realiza retratos de empleados de servicio .


Soutine trabaja siempre del natural o con un modelo . Dado su escaso aprecio por los modelos profesionales ( con la excepción de su único Desnudo fechado en 1933, colección privada ) retrata a sus amigos , pero en la mayor parte de los casos  convence a desconocidos de extracción popular ,con el fin de mantener una cierta distancia emocional con el modelo ).


La actitud del modelo obedece al número limitado de esquemas compositivos que Souline crea y luego repite. El joven, que viste librea de botones , aparece sentado frontalmente sobre un soporte invisible , con las piernas abiertas y los brazos en jarra. El segundo plano de un azul oscuro y frío, es indefinible. Su uniforme, de un llamativo rojo encarnado , permite al pintor tratar los colores en amplias zonas cerradas ,y dar rienda suelta a su talento de colorista . Estos mismos rojos se aprecían en las pinturas de animales abiertos en canal de 1925 . Fascinado por la carne y sus matices , el pintor realiza empastes rápidos y fuertes que aplica con una brocha amplia , y confiere al uniforme el aspecto de una " membrana " que prolonga el rostro y las manos del botones. Las deformaciones que Soutine le inflige ,acentúan su aspecto enclenque y nervioso. También imprimen ritmo a la superficie y proporcionan al modelo , aplastado sobre el fondo plano, un espacio de acción.




El rostro está dotado de una expresión teñida de dolor, fatiga y arrogancia . Alfred Werner observa que " Souline pinta a muchos de estos jóvenes un poco apáticos, de nariz torcida y estrechos de hombros , que exhiben en sus rostros vigilantes una pizca de desprecio ( un desprecio hacía la clase superior que revela temor ).





Por su posición, el botones crea un triángulo que proporciona asiento al cuadro y permite al pintor obtener una composición sólida . Esta constatación no es vana ,habida cuenta de las críticas relacionadas con la pobreza de las composiciones del artista . Dicho esto, el estudio de los grandes maestros y una cierta madurez llevarán a Soutine a componer sus cuadros de un modo más clásicos.



Mercedes Tamara
30-01-2014

Bibliografía : Obras Maestras del Centre Georges Pompidou


No hay comentarios:

Publicar un comentario