jueves, 6 de febrero de 2014

AUTORRETRATO COMO NEPTUNO KOES VAN DONGEN

AUTORRETRATO COMO NEPTUNO 1922
Autorretrato como Neptuno
óleo sobre lienzo 170 x 120 cm
París, Centre Georges Pompidou






El exhibicionismo está presente en cada uno de los retratos de Van Dongen , ya se muestre disfrazado de Casanova , de Apolo, o como en este caso, de Neptuno. Este autorretrato realizado en 1922 y presentado en el Salón de Otoño del mismo año , corresponde al apogeo de su carrera, cuando tras instalarse en una inmensa construcción de dos plantas en la Rue Juliette , cerca de la Place Wagram, pinta sus dos grandes retratos , a la altura de las personalidades más destacadas de todo París .




Van Dongen organiza con frecuencia brillantes recepciones , en ocasiones se tratan de fiestas que imitan algunas famosas como el Ball des Quart`z Arts, el Ball Bullier o el baile organizado por el conde Étienne de Beaumont , y en otros casos son recepciones en las que la gente se divierte entre los cuadros del pintor: " El espectáculo resulta extraño . Todos los que estaban representados en los cuadros ,colgados de las paredes parecían haberse liberado de los marcos para bailar unos con otros (....) Los que aún no tenían un doble colgado de las paredes parecían almas en pena a la espera de que les llegara el turno , describió con agudeza de fino observador Michel Georges Michel ".




En su autorretrato , Van Dongen opta por un formato más cuadrado que el de los retratos mundanos , con el fin de enmarcar su cuerpo por encima de las rodillas. Se muestra con su mirada de ojos claros y su legendaria barba roja , que le confiere el aspecto natural de un dios griego. Es verdad que su rostro de lobo de mar de piel curtida , contribuye al realismo de la composición. Su torso aparece desnudo , atlético, en la plenitud de la vida, esculpido según los cánones clásicos. Sin embargo, este Neptuno no deja de ser una mascarada , porque la cabeza se toca con un gorro de cartón piedra con forma de tritón. La representación del hermano de Júpiter según la mitología romana no respeta convención alguna. La interpretación es decadente, basada en apariencias y fragmentos y adquiere todo su relieve bajo la cruda luz que tanto apreciaba el artista. 





Cuatro colores de gruesas perlas rojas y verdes y diversos colgantes adornan el busto del pintor , cuya vestimenta parece más bien de inspiración océanica, debido a la falda de laminillas azuladas que figuran algas , sujetas por un imponente cinturón realizado con conchas. A modo de tridente , el artista sostiene en la mano derecha un largo cetro en cuyo extremo brillan varios oropeles. Sobre el fondo gris de la composición , Van Dongen representa la proa de un paquebote ; este Neptuno festivo , surge directamente de un transatlántico donde, en mitad de la nada, la gente se dedica a divertirse, a disfrazarse y a ocultarse bajo una máscara . Como escribió con acierto Gilbert Lascaut a propósito de este cuadro ; " el deseo avanza enmascarado , porque contiene exhibicionismo y androginía . Naturalmente el cuadro presenta un disfraz diseñado seguramente para el Baile del Mar y que Van Dongen visitó en una fiesta del Oasis de Paul Poiret (hacía 1921 ) y en la casa Watteau , en 1924


Mercedes Tamara

6 -02-2014 



Bibliografía : Obras Maestras del Centre Georges Pompidou



No hay comentarios:

Publicar un comentario