lunes, 17 de febrero de 2014

REPRIMIR AL ARTISTA ES UN DELITO , ES ASESINAR LA VIDA CUANDO GERMINA EGON SCHIELE

REPRIMIR AL ARTISTA ES UN DELITO , ES ASESINAR LA VIDA CUANDO GERMINA 1912
Reprimir al artista en un delito , es asesinar la vida cuando germina
acuarela y lápiz sobre papel 48, 6 x 31, 8 cm
Graphische Sammlung  Albertina, Viena




El espíritu rebelde, provocativo y contracultural de Schiele , potenciado por una suerte de juvenil inocencia , encontró una gran resistencia en la sociedad vienesa de principios de siglo. La actitud desafiante y casi displicente de este joven veintiañero , que vestía de forma extravagante , vivía en concubinato con su compañera y pintaba desnudos con modelos infantiles, fue muy criticada. El pintor debió enfrentarse a la moral de la época , que le iba a hacer comprender que el incumplimiento de las normas de la sociedad burguesa sólo se podía saldar pagando un alto precio.

El 13 de abril de 1912, durante su estancia en la población de Neulengbach , Schiele fue detenido preventivamente como presunto secuestrador de una niña menor de edad . Esta acusación careció de consistencia , pero el pintor fue condenado a tres días de arresto por difundir dibujos obscenos. Schiele permaneció 24 días en prisión siendo liberado el 7 de mayo . El proceso y la condena causaron honda impresión en él y el sentimiento de humillación perduraría largo tiempo.

A partir del tercer día de ingresar en prisión, Egon pudo disponer de materiales para dibujar y escribir . Aunque muy rudimentarios, dichos materiales bastaron para sacar al pintor del tormento cotidiano. Así, pudo dedicar buena parte de su reclusión a escribir sus notas personales - que iban a convertirse en un diario- y a pintar un grupo de trece acuarelas. Los primeros dibujos consisten en descripciones de su entorno más inmediato : el comedor de la prisión, el interior de su celda, y los pocos objetos que le acompañaban ( una silla, una jarra y las prendas de su vestimenta ) En estos trabajos, su firma aparece acompañada por la letra G en mayúsculas , en referencia a Gefängnix ( prisión ).

El 23 de abril comenzó a dibujar autorretratos, de los cuales éste constituye el primero de un grupo de cuatro. Se trata de los únicos autorretratos de su producción para los que no pudo contar con la ayuda de un espejo, surgieron de su memoria y de sus sentimientos . También en este momento decidió registrar sobre el papel el día de la semana ( indicado con la inicial en letra mayúscula ) lo que sugiere una apremiante necesidad por parte del pintor de dejar plasmado el paso del tiempo. En este caso, puede observarse que debajo de la firma y la fecha de ejecución-23/V 12, aparece una D , que corresponde a Dienstog , martes en alemán.

En sus trabajos sobre papel , Schiele solía dibujar primero una figura tumbada para luego girar la hoja al al firmar, pasándola al formato vertical y lograr con ello una mayor ambigüedad compositiva. Tal fue el caso de este dibujo , que aparece firmado y titulado en el ángulo inferior derecho , lo que pauta la lectura vertical del trabajo . La inversión de la hoja presenta a la figura, no ya recostada sobre el catre de la prisión, sino en una insegura posición de pie, como si estuviera imposibilitada de avanzar.

Schiele se muestra aquí con el semblante escuálido y algo demacrado, sin afeitar y los ojos bien abiertos. Un abultado abrigo de tono anaranjado oculta totalmente su flácido cuerpo . Una prenda de color amarillo se deja ver entre sus piernas y, a sus pies, está el cubrecamas gris. Las manos, siempre protagonistas,están ausentes, quizá una metáfora de la impotencia frente a la situación. Es la imagen de un prisionero.

A todos los dibujos que realizó en la cárcel , el pintor los dotó de frases escritas de honda significación, que dan cuenta de la angustia y la desesperación vividas en el encierro. La inscripción Reprimir al artista es un delito, es asesinar la vida cuando germina ¡ da título a este autorretrato. Con estas elocuentes palabras, se ofrece un contundente pronunciamiento : encerrar a un artista es una ofensa contra la vida misma, Schiele que creía en la superioridad del artista , se sintió la víctima incomprendida de la persecución pública, que no supo comprender la santidad de su misión.


Mercedes Tamara
17-02-2014


Bibliografía : Egon Schiele Galeria de Pintores, Edic Monsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario