jueves, 5 de junio de 2014

HOLLYWOOD ( JEAN HARLOW ) RED GROOMS

HOLLYWOOD ( JEAN HARLOW )  1965
Hollywood , Jean Harlow
pintura acrílica sobre madera 78 x89x31 cm
Washington DC, Museum and Sculpture Garden, Smithsonian
Institutionm Gift of Joseph H.Hirsbborn





Si Ruscha hizo brillar el mito de Hollywood en forma de letras mágicas y Andy Wharhol lo celebró en las figuras de sus grandes divas, Grooms materializó a perpetuidad el fugaz resplandor de la fábrica de sueños a través de la figuración plástica y la naturaleza de su excelencia. Los materiales que dan sustancia al mito son la madera y los colores acrílicos



Ante un semicírculo en forma de abanico, como Afrodita frente a uno de sus numerosos amantes, una diosa de la pantalla fallecida prematuramente reposa sobre un diván con cubierta de pliegues. Con ojos enormes y una prometedora sonrisa, en lugar de contemplar a su pareja , contempla al público. Sus actos, sus ademanes, sus gestos no van dirigidos al otro actor, sino exclusivamente al público, al espectador . La diferencia es que Grooms , no lo disimula, tal como hace la máquina de ilusiones llamada cine, sino que lo subraya.

Con las hermosas piernas dobladas y descubiertas por encima de la rodilla, la rubia platino , Jean Harlow levanta los brazos por encima de la cabeza y permite una mirada a lo profundo de su magnífico escote. Como hizo a menudo en sus películas, domina el paisaje escénico de la escultura , pese al hombre de esmoquín negro que la adora desde un extremo del lecho. No es Clark Gable, en cuyos brazos cayó con más frecuencia que en los otros; más bien parece Franchot Tone, quien en opinión de Grooms no merece mención alguna.

Harlow , fallecida de forma enigmática y prematura, fue algo más que el prototipo de las pin up Lana Turner y Marilyn Monroe, con las que tenía algunos rasgos en común. Con todo, pese a su increíble presencia erótica en pantalla y a su talento cómico , hace tiempo que cayó en el reino de las sombras cinematográficas,  e incluso en la escultura de Grooms representa solo la metáfora de una industria cultural capaz de convertir puras sombras en falsos héroes y heroínas. Junto a la publicidad , los cómics y las fotografías de las revistas ilustradas, Hollywood formó parte de la despensa que procuraba las ideas al pop-art.

De todos modos , Grooms no fue un artista pop en el sentido típico. Además de participar en happenings , expuso con Dine Lichtenstein , Oldeburg y Segal en el centro de Manhattan ( en la Reuben Gallery ) pero contrariamente a éstos practicaba una crítica social comprometida y , en su mayor parte con rasgos satíricos llevados al extremo. La sombra de Harlow en Hollywood se deforma hasta convertirse en una mueca , y su insinuación al público se limita a esconder la profunda soledad de la antigua sex-symbol , así como el hecho de que a los ojos de la industria de la cultura, sólo fuera un vehículo para ganar dinero.



Mercedes Tamara
5-06-2014

Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo

No hay comentarios:

Publicar un comentario