viernes, 12 de septiembre de 2014

LA MIRADA ROJA  1910


La mirada roja
óleo sobre cartón 32,2 x 24,6 cm
Münich, Galeria Estatal de Lenhachaus Añadir leyenda



El compositor Arnold Schònberg  que intervino en losprimeros momentos de la asociación de pintores Der Blaue Reiter, empezó a pintar en 1907 con la esperanza de alcanzar altas cotas en el oficio .

Schônberg que por aquellas fechas avanzaba hacía la música atonal ,renunció a todas las tareas primordialmente reproductoras de la pintura, por ejemplo, en los rostros " Nunca he visto rostros, sino sólo sus miradas , pues miro a los hombres a los ojos ". Esta actitud fundamental se reflejaba en los correspondientes títulos de los cuadros como sucede en La mirada roja .

El rostro humano se diduelve en vagas estructuras cromáticas en difusión , desde las cuales los ojos se dirigen al perplejo espectador como espejos de almas aturdidas (...) Las cabezas dan la impresión de ahogarse " en su entorno cromático " pero emergen de este torbellino " como visiones espantosas " , como condensaciones psíquicas procedentes de las profundidades de un sueño .

Tales fantasías recurrían en cierta medida al colorido de Robert Delaunay o de los fauvistas,aunque no dejaban de tener puntos de contacto con la pintura contemporánea de Gerstl y de Kokoschka y desde luego , era innegable su afinidad interna con las visiones de Munch .

Ahora bien , sería un error interpretar cuadroscomo La mirada roja en términos estrictamente biográficos . Tras ellos hay una concepción de alcance simbolista . En efecto desde 1908  más o menos , Shönberg cultivaba la idea de la obra total de arte escénico entendida como sintesis real y no como adicción de recursos artísticos.

Las reflexiones correspondientes le indujeron a calificar el color , la gestualidad, el movimiento, la luz y la música como soportes expresivos con valor propio, como portadores de expresiónno de contenidos  "extraños " sino de su propiaautonomía , de su fuerza sugestiva y de su expresividad , sin olvidar sus disonancias. En este contexto el ser humano y su imagen aparecen desprovistos de fuerza y energía universales.

La amistas de Schônberg con Vasily Kandinsky data de comienzos del año 1911. Sus concepciones de la esencia del arte presentan mutuas consecuencias.Su interés común por la teosofía entonces emergente obedecía a motivos antimaterialistas y de pesimismo cultural y constituía una búsqueda en paralelo de lo incomprensible, lo metafísico y lo puramente espiritual

Mercedes Tamara
12-09-2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario