viernes, 16 de enero de 2015

ADOLF LOOS OSKAR KOKOSHKA

ADOLF LOOS 1908
Adolf Loss
óleo sobre lienzo 74 x 91 cm
Berlín, Staaliche Museen zu Berlin







Oskar Kokochka se encontraba al comienzo de su carrera cuando conoció al arquitecto Adolf Loos en 1909. Rápidamente se hicieron amigos . Loos era ya conocido como crítico de un arte de la secesión que se había perdido en trivialidades y como reformador de la cultura . Desde 1897 venía recibiendo encargos para remodelar interiores, en cuanto a arquitecto seguía un rumbo opuesto a Joseph Maria Obrich y Josef Hoffman. En paralelo al estilo de la secesión dominante en Viena surgió una nueva vanguardia en torno a Loos . El crítico Wilheim Schölemann escribió en 1905 : " Su estilo es la lógica personificada . Su estética renuncia atodo lo innecesario ". Entre sus primeros logros se cuenta , el interior de (American Bar ) en el interior de Kämtner  Strasse de Viena y la publicación de la famosa obra "Ornamento y crimen "en 1908, en la que aboga por la reducción de ornamento en el arte y la artesanía.



Kokoschka fascinado por el primitivismo , atrajo la atención sobre sí del mundo artístico vienés con un estilo pictórico" salvaje " premeditadamente bruto, y esa fama de " salvajismo " despertó la curiosidad de Loos Este se convirtió en su mentor y le consiguió encargos para retratos que fueron rechazados . El del propio Loos obtuvo así un carácter programático. A mediados de octubre de 1909 posaba en su propia vivienda . Kokochka se enfrentó al desafio y consiguió una obra maestra. Loos aparece sentado en una silla , mirando reflexivo hacía abajo , con las manos cruzadas sobre la pierna . A pesar del correcto vestido- traje con chaleco y corbata-,Kokochka presenta a un hombre cuyo aire intelectual se plasma con una presencia marcadamente ascética de la cabeza. La expresión del rostro viene determinada por los ojos asimétricos y enmarcados en oscuro y por la fina boca. Movidamente rebelde y acentuado con pinceladas y rasguños intranquilos , el cabello enmarca el rostro iluminado . El azul del fondo y el marrón del traje dictan el tono fundamental de los colores , los pliegues y las zonas de claroscuro. De este modo se marca aún más el contraste entre las grandes y toscas manos con la cabeza, algo pequeña. La amistad de toda una vida entre Loos y Kokochka nació del común interés por afianzar una concepción estética. Los dos convencieron a sus amigos y clientes con su vanguardia expresionista y marcaron una etapa de Modernidad que daría muchos frutos.


Mercedes Tamara ( autora )
16-01-2015

Bibliografía. Expresionismo, Edic Taschen 

No hay comentarios:

Publicar un comentario