jueves, 29 de enero de 2015

VALENTINE GODÉ-DAREL ENFERMA CON ROSAS Y RELOJ FERDINAD HOLDER

VALENTINE GODÉ-DAREL ENFERMA CON ROSAS Y RELOJ 1914
Valentine Godé Darel enferma con rosas y reloj
óleo sobre lienzo 63 x 86 cm
Solotburn Kunstmuseum Solotburn , Fundación Dübi-Müller




Hacía tan solo unos años que Ferdinand Holder había obtenido una cierta prosperidad con su pintura , cuando, en 1908, conoció en Ginebra a la francesa 
Valentine Godé - Darel. No solo sería su modelo , sino que Holder también mantuvo relaciones con ella, a pesar de estar casada. A partir de los numerosos retratos que hizo en los años siguientes se puede reconstruir la movida relación amorosa, marcada por diferencias y reconciliaciones. En octubre de 1913, nació una hija común. Poco después comienza una conmovedora historia de sufrimientos : la amante de Holder enferma de cáncer y ha de someterse a repetidos tratamientos .
Hodler plasma la mortal enfermedad de su amante en una amplia y apretada secuencias de dibujos y óleos. Desde que se declaró la enfermedad , pinta y dibuja una y otra vez retratos de Valentine, que se leen como una crónica de su lenta despedida . También en el lecho de la enferma hizo varias decenas de cuadros y dibujos, como si estuviera levantando un acta artística de decadencia física de inigualable intensidad . No se trata de un ciclo a cuyo término pudiera reconocerse un nuevo comienzo , sino un trabajo artístico para superar el luto, con final fatal.


En mayo de 1914 se hace irremediable una nueva operación , Holder retrata a Valentine en su lecho de enfermedad , yaciendo agotada sobre almohadones, con el rostro ligeramente apartado. Envuelta en sábanas blancas , la cabeza queda enmarcada por la almohada alzada, como si fuera una aureola . Las indicaciones espaciales son, por lo demás, escasas: a la derecha sobresalen tres rosas de un jardín esquemático , introduciéndose en el cuadro. Por encima, flotando de un modo surrealista ante la pared, un reloj de bolsillo da la hora poco antes de las 4, sin que quede claro si es tarde o de madrugada . Las rosas aparecen ya en 1912, en retratos de Valentine . Son sus flores preferidas y el símbolo del amor que le profesa Holder. Valentine vuelve ligeramente la cabeza para mirar las flores que le ha traído Holder, como para extraer fuerzas de ellas. Holder dio al cuadro un ambiente espacial de escaso colorido : la pared de color amarillo- ocre y las sábanas blanco grisáceo contrastan con el rostro amarillo grisáceo . El pintor rodea de un colorido frío la debilidad tras la operación y el cuerpo exhausto , con lo que ha revestido de un patetismo sereno las huellas de la enfermedad y su propia impaciencia.

Sin embargo, tras estos retratos aún hubo- según dijo el ama de llaves de Valentine-una diferencia de opiniones por que Holder no le hizo ninguna visita entre junio y noviembre de 1914. En cualquier caso no existen dibujos de este período. A finales de 1914, Valentine se trasladó a Vevey; allí Holder la volvió a visitar con regularidad; por las mañanas tomaba el tren expreso en Ginebra. La enfermedad avanzaba rápidamente ; Valentine murió el 25 de enero de 1915; su últimas cinco semanas las documentó Holder en más de 40 dibujos y 12 óleos. Se ha de interpretar como expresión de su propia actitud en relación a la muerte . Al día siguiente del fallecimiento , el pintor comenzó siete estudios de Valentine muerta . En su bloc de notas recogería más tarde las siguientes frases : " La muerte, la permanencia de la inmovilidad, la absoluta inmovilidad del lenguaje, la permanencia de la ausencia de una señal de vida son tan impresionante porque el observador del muerto es consciente de que él mismo y todos los demás también tendrán que pasar por ahí ·


Mercedes Tamara
29-01-2015

Bibliografía : Retratos, Edic Taschen

No hay comentarios:

Publicar un comentario