jueves, 16 de abril de 2015

HUGO ERFUTH CON SU PERRO OTTO DIX

HUGO ERFUTH CON SU PERRO 1926
Hugo Erfurth con su perro
óleo y témpera sobre tabla de madera 80 x 100 cm
Museo Thyssen Bornemisza Madrid 




Otto Dix nació en 1891 en Untermbaus, cerca de Gera, Turingia, Alemania . Tras formarse como aprendiz en pintura decorativa,estudió en la Escuela de Artes Aplicadas de Dresde y, una vez concluida su servicio militar durante la Primera Guerra Mundial , en la Academia de Dresde y la Academia de Arte de Düsseldorf. Fue catedrático de pintura de la Academia de Arte de Dresde en 1927 , pero en 1933, después de que le invitasen a dimitir , se retiró de la vida pública para vivir aislado en Hemmendofen, en el lago Constanza . En 1937, a tenor del auge del nacionalsocialismo , fue etiquetado como pintor "degenerado " y se confiscaron la mayor parte de las obras ; las restantes fueron destruidas . En 1950 , fue nombrado catedrático de la Academia de Arte de 
Düsseldorf. Murió en Singen, a orillas del Rhin , en 1969.


Hugo Erfurth con su perro, cuadro que representa al fotógrafo Hugo Erfurth , pertenece al período realista del artista , que siguió a su temprana fase expresionista y al breve flirteo que tuvo con el dadá . Aunque a menudo se le alinea con Georges Grosz, y como a este, se le encasilla en la Neue Sachlichkeit, en realidad Dix era un pintor muy diferente . Mientras que Grosz se mostraba decididmente político y utilizaba su obra para criticar abiertamente a los personajes y las instituciones públicas que dominaban la vida de la República de Weimar, Dix era más circunspecto en su enfoque . No creía que el arte fuera un instrumento para propiciar un cambio político . Para él , el artista era una parte comparativamente insignificante del orden social , alguien demasíado" pequeño " ( como solia decir ) para desempeñar el papel de activista político . En cambio, consideraba que su responsabilidad ( y de los artistas en general ) era la de reportero desapasionado , alguien con una elevada capacidad de observación cuya misión era plasmar y reflejar la condición presente de la sociedad.

El retrato que hace Dix de Erfuth pretende, con cariño y un gran sentido del humor , cambiar los papeles entre él y el fotógrafo , que ya había hecho retratos de Dix en varias ocasiones . El personaje encorvado , de ojos claros y quizá miopes, con su aguja de corbata y su anillo de jade , es presentado como la personificación del burgués bien vestido y profesional . Su perro pastor alemán , con las orejas levantadas , parece más alerta que él, jadeando para lanzarse a la acción. La imagen está muy detallada . Como corresponde a una pintura a la témpera ( que a la manera clásica , se concluye aplicándole óleo y diversas capas de barniz) ,la piel del hombre , el pelaje del perro, el pelo engominado hacía atrás , la seda y el paño de lana están representados con una atención meticulosa . El luminoso azul aguamarina que domina la parte izquierda de la pintura se hilvana entre marrones y grises en una proporción controlada minuciosamente para conferir al cuadro una sensación global de unidad pictórica.

Mercedes Tamara 
16-04-2015

Bibliografía : Jan Thompson " Cómo leer la pintura moderna "

No hay comentarios:

Publicar un comentario