lunes, 4 de abril de 2016

LOS CANTOS DE LA NOCHE ALPHONSE OSBERT

LOS CANTOS DE LA NOCHE 1896



Los cantos de la noche
óleo sobre lienzo 76,5 x 123,2 cm
París Museo de Orsay 




Nacido en París en 1857 en una familia de clase media alta, que llegó a ' Ecole des Beaux-Arts en el estudio de Henri Lehmann , donde fue compañero de estudios de Seurat y Aman-Jean  , Osbert participó en diversas exposiciones con obras puramente académicas y educado.




 Al principio, de hecho, él cumplió plenamente con esta visión ahora aplanado de la pintura, pero aún representaba el sabor dominante, en gran medida adquirido y consolidado, de la cultura burguesa y por lo tanto tenía aún muchos adeptos y admiradores. . Sin embargo, después de un viaje a España y algunos estudios en el bosque de Fontainebleau , sus puntos de vista cambiado llegar a un punto de inflexión hacia el final de 1880.







. Este fue el período en el que se lleva a cabo más experimentos sobre la luz y se fue al Salón de los Independientes, donde podría reunirse con Maurice Denis y, sobre todo, Puvis de Chavannes . Desde ese encuentro, sus ideas fueron cada vez más influenciados por el simbolismo , que finalmente se adhirió plenamente y que le permitió recoger un éxito creciente.


Con canciones de la noche, que pintó en 1896, reproduce de nuevo su nueva concepción de la pintura donde sus temas predilectos son las
figuras femeninas castamente vestidas con túnicas antiguas y liras Ya no aparecen ninfas ni otros seres mitológicos tan propios de los pintores simbolistas Osbert opta en esta pintura por personajes que aparecen a lo lejos como si fuesen apariciones de carácter sobrenatural. Los ilumina con una luz difusa de azul brumoso que contrasta con el azul celeste del estanque  que ha situado en el primer término. Los personajes representados presentan contornes imprecisos para subrayar su carácter fantasmal. 


En este trabajo, sin duda, el artista simbolista ya expresó su deseo de independencia y su negativa a seguir el curso de la evolución del arte de sus contemporáneos a favor de la lealtad inquebrantable a su visión metafísica de la expresión artística

El carácter metafísico y simbólico de Osbert se pone de relieve en la utilización exclusiva del color azul -el color preferido de los simbolistas-Las figuras poseen para Osbert un carácter alegórico como un deseo de entrar en contacto con lo que hay de divino en la naturaleza Reunidas alrededor de un estanque en el que se refleja la luna ,las figuras parecen oficiar en un templo natural en que los troncos de los árboles , son los pilares vivos Los punteados amarillos o violetas añaden una vibración óptica que compensa las tintas planas saturadas


Mercedes Tamara  ( autora )
4-04-2016

Bibliografia : Wikipedia 

No hay comentarios:

Publicar un comentario